¿QUÉ ES UN PRODUCTO ECOLÓGICO?

Dado que os vamos a ir presentando varios de nuestros productores y algunos de ellos tienen certificación ecológica, hoy vamos hacer una pequeña introducción de que son los productos ecológicos, ya que cada día oímos más ésta palabra sin saber muy bien lo que implica, y así con el tiempo os iremos hablando y contando más cosas sobre cada producto y productor con los que vamos colaborando.

¿Qué son los productos ecológicos?

Son aquellos productos que han sido producidos buscando el cuidado y la protección del medio ambiente, para obtener un producto natural y sin tóxicos.

Se han de seguir una normativa que recogen todos los procesos: desde la producción del alimento, la elaboración, la manipulación, el envasado hasta que llegan al consumidor final.

¿Cómo saber que se trata de un producto ecológico?

Hemos de fijarnos en el etiquetado, éste debe ser fácilmente visible ya que ésta es la forma de ofrecer a los consumidores la plena garantía del origen, la calidad y el cumplimiento de los requisitos según el Reglamento de la UE.

Cada Comunidad Autónoma tiene su logo:

A finales de 1990 se lanzó el prime logo a Nivel Europeo, que después en 2010 fue sustituido, aunque todavía puede aparecer en algunos productos.

Aunque muchas marcas utilizan sus propios logos bajo el sobrenombre de “BIO” o “ECO”, las expuestas en este artículo son las que tienen la aprobación de la Unión Europea y cumplen con todas las condiciones.

¿Por qué debemos consumir productos ecológicos?

  • Son productos de máxima calidad.
  • Los productos ecológicos tienen un mayor contenido en vitaminas, minerales, hidratos de carbono, antioxidantes y proteínas.
  • Mejoran sus cualidades organolépticas: sabor, olor, color, textura…
  • Podemos estar seguros de que están libres de residuos tóxicos y de aditivos sintéticos perjudiciales para nuestra salud.
  • No contienen organismos genéticamente modificados.
  • Favorece el consumo responsable y sostenible.
  • Apoyamos a los agricultores ecológicos de nuestra zonas, mejorando e impulsando la economía local.
  • Favorecemos un modelo de desarrollo socio-económico y de consumo respetuoso para las generaciones futuras.
  • Evitamos la contaminación del aire, la tierra y del agua, favoreciendo así la biodiversidad.
  • Genera una contaminación más baja en aerosoles, produce menos dióxido de carbono, previene el efecto invernadero y ayuda al ahorro energético ya que en el cultivo y en la elaboración de los productos se aprovecha el máximo de recursos renovables.

Con esto os animamos a que leíais mejor las etiquetas de lo que compramos y pensemos mejor en todo lo que comemos cada día.

“El mundo natural es la comunidad sagrada más grande a la que pertenecemos. Dañar esta comunidad es disminuir nuestra propia humanidad”

Thomas Berry.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *